martes, 15 de enero de 2019

¿POR QUÉ LOS GUÍAS NO ACERTARON?

- ¡Jolín! ¡Me han hecho una lectura de Registros Akáshicos y no han dado ni una! -me dice hace poco una persona.
Como maestra de Registros Akáshicos adoro el contacto con nuestros guías espirituales, pero, ¿por qué a veces no "acertamos"? Siento necesario aclarar algunos puntos que muchas personas ignoran en relación a la comunicación espiritual en general y a los Registros Akáshicos en particular.
En primer lugar, cualquier persona puede equivocarse en su trabajo, los canalizadores también.
La cuestión primordial es, ¿realmente hubo alguna equivocación?

viernes, 31 de agosto de 2018

TALLERES Y VIAJES

Estimados seguidores, alumnos, amigos, personas y animales todos:
Tras un poco de descanso, organizamos dos talleres de formación en octubre en Mallorca (el nivel 1 ya esta completo, ver cartel de nivel 2 abajo, please). El resto del tiempo no podemos hacer más formación porque tenemos previsto visitar un montón de sitios junto con el excelente coach de salud Wolfgang Kellert.
Los viajes exigen muuuuucha organización. Esta parte, difícil, delicada e ingrata, la realiza Carlos Noah, de mi Equipo,... yo sería incapaz.


martes, 31 de julio de 2018

UN MENSAJE PARA TI

Unos no somos más importantes que otros, ni en la Tierra ni en el Cielo, sino que tenemos diferentes tareas asignadas al alma. Cada uno de vosotros es esencial para el cumplimiento del plan divino, por lo que debes cuidarte y lograr hacer tu misión sin perecer en el intento ni naufragar en la tristeza. A veces, 
Co-creation, cuadro de Akiane Kramarik pintado cuando tenía 11 años 


martes, 10 de julio de 2018

COMIENZA EL CAMBIO CUANDO ESTÁS HARTA (O HARTO)

Faithfullness, de Akiane Kramarik 
Este mes de junio ha estado muy revuelto. Ya sea por la Onda Schumann, o por la alineación de los planetas, o por lo que sea, todo está patas arriba. ¿Qué podemos hacer ante este tipo de etapas? Podemos excusarnos y echar balones fuera buscando una causa científica, o una razón mágica, que explique que estamos todos más agresivos

jueves, 5 de julio de 2018

YO SOY AXEL: A-X-E-L

Axel es un alma que aún no ha encarnado en la Tierra. Me permite canalizar sus mensajes para ayudarme a mí y a todos, a ser más felices aquí. Aunque sus principales ideas están recogidas en el libro titulado UN ALMA LLAMADA AXEL, él sigue entregando sus palabras consoladoras y positivas en sus diferentes canalizaciones.
Él mismo afirma siempre que otras personas también pueden pedirle consejo o aclaraciones,

martes, 1 de mayo de 2018

TÚ NUNCA MUERES

HOY ha muerto mi mejor amiga. Evitamos decir "morir" y "muerte" porque en nuestra cultura es sinónimo de pérdida y de sufrimiento. A mí, en cambio, me gustan estas palabras porque, en realidad, no morimos. Simplemente, mi mejor amiga ha dejado aquí su cuerpo físico y su alma ha regresado hoy a casa.

miércoles, 14 de marzo de 2018

ME HE HECHO JUEZ

Acabo de proclamarme Juez del Tribunal Supremo y he decidido condenar a muerte a cualquier maleante, ladrón, violador o asesino que vea en la tele. ¿Por qué? Pues porque como la justicia no funciona bien en la Tierra (al menos en mi país, España), y cuando funciona lo hace mucho más despacio de lo que a mí me gustaría, lo mejor es que me tome la justicia por mi mano. Así que cuando veo que alguien hace algo incorrecto según mi criterio, decido que es culpable y le impongo mentalmente la pena que mejor me parece en función de mi sabiduría innata. ¿Y si me equivoco? Ah no, eso no puede ocurrir. Yo no me equivoco nunca.

Esta loca introducción que parece un monólogo de barra de bar se asemeja a lo que hacemos  muchos de nosotros todos los días. ¿Quién no ha dicho alguna vez: "yo a ese lo cogía y..."
Uno decide que acaba de aprender Derecho en diez minutos y que, aun careciendo de pruebas, puede soslayar el derecho a la legítima defensa de un presunto culpable y sueña para él la sentencia que le venga en gana. Y todo ello en función de un reportaje de cinco minutos en tal o cual cadena de la caja tonta.


Tal vez fui juez en una vida anterior pero ya no lo soy. Estudié Periodismo, no Derecho ni una oposición. Desconozco cómo funciona el sistema penal, cómo se demuestra la inocencia o culpabilidad de alguien y cuáles son los atenuantes o los agravantes en un delito. No sé los motivos por los que alguien causa daño grave a otro, pero seguro que tiene razones que yo no alcanzo a ver.
Así que en los casos más graves y sonados, aunque cada delito es condenable sin duda alguna, confío en la justicia de la Tierra, pero aún más en la JUSTICIA DEL CIELO.

Soy creyente, quiero decir que creo ciegamente que una Fuente Creadora nos hizo a todos desde una energía de Amor y que su objetivo es que todos y cada uno de nosotros atravesemos experiencias diferentes hasta volver a ser Amor puro, como al principio. Así la Fuente Creadora evoluciona eternamente. Por este motivo, si hay una energía amorosa e inteligente que ama a todos y cada uno de sus hijos, confío en que hay un plan divino que conoce todo lo que sucede. Creo que yo no debo juzgar lo que ocurre en mi pequeño país en un día cualquiera del mes de marzo por doloroso que resulte. Sin embargo, precisamente en nombre del Amor, sí exijo justicia, penas proporcionadas a los delitos cometidos, abogados, jueces y fiscales realmente formados, pruebas irrefutables en cada acusación... No hacer un juicio a la ligera no me impide salir a la calle a gritar que la Ley está para algo y que su función es proteger a los ciudadanos. No comprar un arma y disparar al primero que pasa por la calle es una cosa, pero quedarse callado sin pedir justicia es otra, y entre ambas hay un abismo.

Luchar por la Justicia es una obligación moral de todos los que nos llamamos "trabajadores de la Luz" o "guerreros de Luz". Hacer lo posible porque esto funcione desde el amor es nuestra misión, pero lograr este objetivo con violencia o actos ilegales o ilegítimos, ¿sería correcto? Y si algo legal es inmoral e ilegítimo, nos corresponde a todos luchar por cambiarlo.

Renuncio a juzgar delitos desde el salón de mi casa o desde el bar, pero lucho cada día por una justicia justa (valga la redundancia), equitativa, proporcionada, humana... La Justicia del Cielo la llevan otras entidades más elevadas que pueden ver el corazón humano, que comprenden de dónde nacen nuestros actos, que tienen anotadas nuestras experiencias pasadas, nuestros traumas, nuestros pactos y votos kármicos. Creo que ahí arriba saben más de leyes que yo. Creo que conocen el viaje de cada Alma, no solo la vida presente, y que por eso suceden cosas que nosotros desde la Tierra no entendemos. Confio en que todo lo que ocurre tiene como objetivo nuestro perfeccionamiento espiritual y que el dolor, el delito, el sufrimiento de uno solo de nuestros iguales pertenece a un plan de almas amplio, elevado y desconocido pero acorde a un objetivo: perfeccionarse en Amor.

Con estas creencias, equivocadas o no, decido no poner condenas a tal o cual persona, pero hacer lo posible para que la ley humana se cumpla con toda su fuerza. Deseo que la justicia, una vez probada la culpabilidad de alguien, sea implacable y sirva para evitar nuevos crímenes. Pero me niego a ser yo quien juzgue a otro ser humano, pues yo no soy juez. 

El caso de Gabriel me ha enternecido más que otros por diferentes motivos, y deseo que su asesinato nos ayude a colocarnos en verdad y en cordura. 
Juicio justo,  implacable justicia sí, pero condena ciudadana, no. 
Sentencias televisivas, no. Reportajes morbosos, no. 
El Periodismo es una digna profesión cuyo deber es ayudar a las sociedades a mejorar, y no a aumentar el odio... Tal vez debería existir en esa carrera la rama "Periodismo de Luz".


Por el pescaíto Gabriel y por todas las personas que sufren tremendas injusticias:
Padre, tú que lo sabes todo, confío es tu criterio celestial 
para cada delito que cometemos los hombres.


 


miércoles, 21 de febrero de 2018

FORMARSE EN ESPIRITUALIDAD

¿En qué te formas cuando te formas?
Los seres humanos aprendemos el conocimiento, el comportamiento o las acciones por imitación o por azar, de modo que podemos aprender todo lo que no sabemos hacer y que otro sí que sabe hacer. Esto es la formación y todos en nuestra vida estudiamos algo y adquirimos conocimientos teóricos, técnicos, habilidades, etc. 

En el terreno de la espiritualidad, en realidad, ¿qué es un taller o curso? ¿Para qué existen este tipo de formaciones? ¿Estás eligiendo la más adecuada para ti?

Durante los años en que trabajé en una gran empresa aprendí que lo principal de un buen taller es:
1.- que cumpla lo que promete en sus objetivos
2.- que realmente te enseñe técnicas y habilidades para tu vida sin depender de otros
3.- que sea agradable, práctico y, si puede ser, divertido.
Por tanto, ¿qué pretendes cuando te apuntas a un curso, del tipo que sea? Yo imparto cursos de Registros Akáshicos y talleres de Vidas Pasadas o de Abundancia Espiritual. Mi objetivo es que cada alumno acceda a tus propios Archivos del Alma sin necesitar nada ni a nadie, o que sane su pasado o que viva en abundancia y amor, según el taller elegido. Los objetivos deben ser claramente expuestos para que elijas tu formación con conocimiento de lo que vas a recibir y no haya malos entendidos ni frustraciones.

¿Cuánto tiempo dura?
En realidad, hay formaciones muy buenas que no son muy largas y personas que imparten formación de muchas horas que repiten lo mismo pero no tienen calidad. También ha cursos que mezclan muchas técnicas diferentes, pero si quieres formarte en algo exige que se te dé la formación que has contratado. No te dejes llevar solo por el tiempo o el material que se te entrega, sino por la calidad práctica de tu aprendizaje. Es decir, lo ideal es que cuando terminas un curso digas: "he aprendido lo que quería aprender, estoy seguro y tranquilo con esta herramienta, y además se me hecho muy ameno". Recuerda que la duración de un curso, la puntualidad y la gestión del tiempo son responsabilidad del formador o maestro.

¿Qué dinámicas utiliza?
Un curso puede Podemos decirte que "damos teoría y luego técnicas varias". O puede darte detalles como: "Metodología: rol play, meditación, canto sagrado y prácticas por email". ¿Cuál es mejor?Como ves conocer la metodología no te garantiza que el taller sea bueno, solo te explica qué técnicas se usarán. Utiliza tu intuición para ver si esa formación es para ti o no.



¿Cuál es el precio?
Valorar una formación en función del coste es un error. Hay maestros excelentes que no se atreven ni a cobrar, pero no por ello su enseñanza no es buena, y quien cobra poco no tiene por qué ser un buen maestro. Por otro lado, nuestra sociedad afirma que lo bueno es caro y muchas veces nos dejamos llevar por el marketing y los altos precios sin mirar la calidad de la formación. Ante cada opción posible mira en tu corazón, él no sabe de caro o barato sino de si te conviene o no. No importa el precio sino la calidad, pero si solo miras este factor, ¿en cuánto valoras tu formación? 

¿Cuántos alumnos son por grupo?
Parece que un taller es mejor si el número de asistentes no es muy grande, pero, por otro lado, el intercambio, aportación y energía del un grupo son puntos por los que los talleres se realizan en grupo y no de modo individual. Hay talleres que requieren una atención muy personal y no pueden ser muy grandes (como Reiki o Registros, ya que incluyen una iniciación por alumno), pero los cursos tipo conferencia-ejercicios admite un número mucho más grande de personas. En cualquier caso, tú debes ser atendido en tus dudas como todos los alumnos.

¿Con quién estoy haciendo este curso?
El sexto sentido es el mejor detector de pureza, honestidad y profesionalidad. Un taller debe ser profesional (porque pagas por tu formación) y debe realizarse con un maestro habilitado para ello. Todos los que impartimos cursos nos hemos formado previamente,por lo que nuestras escuelas nos avalan (esto es fácil de comprobar contactando con la escuela o asociación). Por otro lado, la escuela, asociación o federación solo confirma que alguien se ha formado en tal o cual técnica, pero no puede asegurarte si es un profesional honesto o no. Por ejemplo, yo me formé en Reiki con un conocido maestro en Madrid pero 14 años después él no puede garantizarte que mis iniciaciones son correctas o que mi interés es puro.
Hay maestros anónimos que se promocionan por el boca-oreja y hay gente muy reconocida a nivel internacional. Una vez más, evita dejarte influir por su fama o imagen, pues la imagen se fabrica pero la honestidad se tiene o no se tiene.

¿Para qué me sirve este curso o taller? Si no practicas lo que has aprendido no te servirá para nada. Si sigues las indicaciones de tu maestr@ puedes lograr unos resultados inmejorables en la técnica en la que has decidido formarte. Tu maestr@ no es responsable de que no practiques lo aprendido o de que no aclares tus dudas: los cursos están para darte la base de la herramienta pero la práctica es cosa tuya.


¿Qué estás aprendiendo en realidad? Tú ya eres un ser espiritual, un sanador natural y un alma en crecimiento. Cuando asistes a un taller es para desarrollar tus capacidades innatas o mejorar tus habilidades, por ejemplo. Por ello la formación es una opción pero no es necesaria, no es obligatoria y no es la solución a tus problemas. No dejes que nadie te engañe en esto: la formación en el campo espiritual te aporta conocimiento, técnicas, habilidades, herramientas... pero no es la solución a los problemas de tu vida, sino el camino para que tú los soluciones.

Si deseas saber cuándo tenemos talleres o cómo apuntarte pincha AQUÍ.